Primera clave de cuatro. La liquidez es una de esas palabras inventadas por los economistas que, a aquellos que no lo son, no dicen nada (claramente) o siembran confusión por parecer algo complicado y muy técnico. Consulte 4 claves de supervivencia.

Liquidez en economía es tan simple como tener dinero en efectivo (o ingresado en cuenta, que es lo mismo) totalmente disponible para gastarlo en el momento que se indique. Tener liquidez es consecuencia de tener un flujo de tesorería positivoEs como respirar y parece “muy difícil” no darse cuenta de que algo va mal, porque si no tengo dinero no puedo pagar, es como no poder respirar, y sin pagar mi supervivencia es altamente limitada. 

¿Cuánto tiempo puede aguantar sin respirar? Minutos. ¿Cuánto tiempo puede aguantar sin pagar? Días. Por eso utilizamos este símil.

¿Por qué lo llaman flujo de tesorería? Piense en el dinero como el chorro de agua que cae en la piscina. Si entra un litro por hora y sale más de un litro en el mismo plazo(flujo negativo), el agua se terminará tarde o temprano; si sucede lo contrario (flujo positivo) se derramará. Ninguna de las dos situaciones es buena, aunque la primera es catastrófica y nos lleva a la suspensión de pagos, la segunda hace que tengamos dinero improductivo. Si, parece obvio y lo es.

Todo lo anterior es cierto, pero también es algo más complicado y sutil porque dejar de pagar no es un proceso tan rápido como dejar de respirar y asfixiarse. Es mucho más gradual, más sutil. El primer síntoma es la falta de dinero puntual, lo que se soluciona atrasando unos días algún pago, situación razonablemente frecuente y generalmente excepcional. Pero en épocas de crisis poco a poco los pagos se van retrasando unos días más… después se selecciona a los clientes prioritarios para pagarles antes y al resto después… y así hasta el final: la asfixia de pagos.

Este proceso gradual es un fenómeno conocido como el síndrome de la rana hervida, en el que la rana no reacciona ante el agua que se va calentando lentamente hasta matarla. Pero...

¿Se puede detectar? SÍ.

¿Actualmente controla sus flujos de efectivo? ¿Puede decir qué tensiones (momentos complicados) de tesorería tendrá en los próximos 3 meses? ¿Cuándo empiezan y terminan? Si lo sabe lo felicito: conoce sus flujos de tesorería, si no, lo animo a que invierta tiempo en conocerlos: es fácil y no requiere demasiado tiempo. De esta nanera con antelación podemosnegociar pagar algo más tarde o cobrar a un cliente un poco más pronto. Siempre cumpliendo las expectativas y generando confianza. Incluso con los bancos, negociar créditos anticipadamente para estos momento complicados es más fácil -y barato- que hacerlo bajo la presión del tiempo.

Se trata solamente de clasificar y apuntar las fechas del devengo y el vencimiento de sus cobros y pagos. Una vez que tiene esto, basta con ordenar todo por fecha y actualizar saldos por día y movimiento.

Pruebe con una hoja de cálculo con las siguientes columnas:

Fecha Factura – Fecha vencimiento – Cliente/Proveedor – Concepto – Estimado/Confirmado – Importe – Saldo

Fecha factura. Fecha en que se emite la factura (devengo)

Fecha vencimiento. Fecha en que debe pagarse/cobrarse.

Cliente/Proveedor. Nombre del cliente o proveedor, según el caso.

Concepto. Qué es lo que se cobra o paga.

Estimado/Confirmado. Especificar si es un importe estimado o confirmado.

Importe. Positivo para cobros, negativo para pagos.

Saldo. Saldo calculado después de este movimiento. Se calcula Saldo actual = Saldo anterior + Importe.

En los próximos días publicaremos un vídeo mostrando un ejemplo y cómo se hace.

Si es usuario premium, podrá descargarse una hoja de cálculo Excel desde el área de descargas (inicio del servicio 1 de octubre 2020) totalmente gratuita y funcional.

Uso de cookies
Uso de cookies

Sólo utilizamos cookies indispensables para la navegación interna del sitio que caducan al salir de él. NO RECOPILAMOS DATOS PERSONALES NI LOS CEDEMOS A TERCEROS, salvo imperativos legales vigentes, si los hubiera. No somos responsables de cookies de google, google analytics o similares que usted puede deshabilitar desde su navegador y sobre los cuales no tengamos control. Por favor, consulte nuestra política de privacidad y uso de cookies.